Transhumanismo: más allá de la evolución


Un niño sale a la calle con su balón, listo para jugar un partido junto a su amigo de la esquina. Los dos niños caminan completamente despreocupados por la acera, pero uno de ellos propone un juego, ir dando toques al balón hasta llegar al cercano campo de fútbol. Ambos se divierten mucho mientras llegan al campo, pero al llegar a un paso de cebra se les escapa el balón y uno de los niños se lanza corriendo a por él. Craso error, un coche sin tiempo suficiente para frenar le golpea con fuerza y el niño sale volando varios metros… Pero no ha pasado nada. El niño, tras apenas un par de minutos de descanso, suficientes para sanar por completo un par de heridas, continúa con sus juegos hasta llegar al campo.

Cualquier curioso o persona observadora quizás se esté preguntando la razón por la que ese niño no tuvo que ir al hospital tras semejante golpe, y no, no tuvo suerte, sino que ese niño quizás nació con una genética de diseño o quizás integró en su cuerpo nanobots que hicieron su piel tan dura como el acero. Puede parecer el argumento de una película de ciencia ficción, pero no. Esta es una historia que tal vez podáis ver con vuestros propios ojos a finales de siglo.

La evolución es un proceso muy efectivo que nos ha permitido con el paso del tiempo llegar a ser los seres que somos hoy. Seres muy inteligentes que viniendo de un célula que vivió hace millones de años poco a poco comenzaron a conocer las leyes físicas que regían el universo, y a utilizarlas en su favor para suplir todo aquello que la evolución no nos hubiera concedido. Cuestiones tan difíciles como volar, respirar bajo el agua o movernos a enormes velocidades se hicieron posibilidades, y depués hechos, con el uso de la ciencia, y así el hombre consiguió superar algunas de sus carencias. Sin embargo, todos estos avances no forman parte de nuestros propios cuerpos, pues actualmente es ridícula la idea de acoplar un reactor de avión a nuestras espaldas para poder volar, pero sí que hemos conseguido añadir uno de nuestros inventos al cuerpo humano que hoy en día pasa un poco desapercibido. Las vacunas. Y es que éstas mejoran nuestro sistema inmunológico para que pueda defendernos de enfermedades que de otro modo afectarían gravemente nuestra salud, o nos matarían, tal y como ha venido pasando en toda la historia de la humanidad. Y este avance, amigos míos,  resulta ser uno de los primeros pasos hacia el transhumanismo, o dicho de otro modo, hacia la mejora artifical del cuerpo humano.

El transhumanismo podría ser el siguiente paso

El transhumanismo podría ser el siguiente paso

El origen del transhumanismo no es algo que pueda averiguarse con facilidad, pues incluso en la Grecia clásica ya había quien soñaba con capacidades superiores a las humanas, pero realmente fue en los años 60 con la aparición del futurólogo FM-2030 cuando el concepto se popularizó. Por supuesto FM-2030 no era un auténtico nombre, sino el apodo de Fereidoun M. Esfandiar, que desde 1966 comenzó a crear un movimiento en torno al transhumanismo, que debía servir como fase de cambio hacia una hipotética post-humanidad. Un punto en el que los seres humanos trascenderían de sus limitaciones intelectuales y físicas gracias al control de la evolución. Pero esto no sería todo, pues el transhumanismo también llevaría como estandarte la lucha contra las enfermedades, el envejecimiento, y en última instancia, la muerte.

Si bien la visión clásica de transhumanismo se ha ido difuminando hasta casi desaparecer, el propio sistema capitalista ha conseguido mantener con vida la idea, dando lugar a toda una cadena de avances que se han venido utilizando para solucionar problemas de salud o discapacidades. Un ejemplo es el desarrollo de órganos internos, como el corazón o el páncreas, que ha tenido un espectacular avance en los últimos años, llegando incluso al desarrollo de un corazón sintético que permite sustituir al órgano original durante un cierto tiempo. Y hay que hacer incapié en “sintético”, pues mientras que la robótica y la informática crecen a un ritmo exponencial, la ingeniería biológica apenas produce tímidos avances en el mismo asunto como resultado de la enorme complejidad de los organismos vivos.

Es cierto que estos avances en prótesis u órganos artificales no suponen mejoras sobre el cuerpo humano actual, pero esta es una tendencia que en los últimos años se ha transformado y ahora se centra en crear mejoras reales. Algunos de los ejemplos que me he encontrado ojeando periódicos o leyendo webs en los útlimos años son estos: conexiones entre cerebros a distancia, nuevos implantes sin rechazos por parte del organismo, estimulaciones transcraneales para rendir mucho más mentalmente, la iniciativa 2045 para conseguir la inmortalidad … Y la lista sigue y sigue. Llegados a este punto creo que resulta pertinente afirmar que el camino del transhumanismo ya ha sido tomado, de manera consciente o inconsciente, y que finalmente va a dar lugar a toda una cadena de cambios en la sociedad durante las próximas décadas.

El videouego Deus Ex: HR realizó un gran ejercicio de imaginación al crear su visión de un cuerpo robótico mediante la falsa Sarif Industries.

El videouego Deus Ex: HR realizó un gran ejercicio de imaginación al crear su visión de un cuerpo robótico mediante la falsa Sarif Industries.

Ahora bien, ¿y si ese ese futuro que parece tan brillante resulta no serlo? Esta es una pregunta que cuanto más se formula, más miedo da, pues si nos paramos a pensar un poco os daréis cuenta de que todas estas mejoras ofrecerán un poder que cada vez sera mayor conforme avance la tecnología, y no todos podrán pagarlo. Los ejércitos de países desarrollados pasarían a tener un poder que no podría ser igualado por ejércitos convencionales, se crearían grandes abismos entre clases sociales, los países subdesarrollados serían enormemente vulnerables a cualquier tipo de ataque… Por todo ello el transhumanismo no debe ser tomado a broma, pues de ser mal dirigido el mundo entero podría sufrir las consecuencias.

Por último, y como apunte personal, os dejo dos obras que muestran de una manera asombrosa esta visión de futuro:  el ya citado Deus Ex: Human Revolution y Ghost in the shell.

Anuncios

5 pensamientos en “Transhumanismo: más allá de la evolución

  1. Pingback: ¿Nos estamos acercado al final de la especie humana? | Soy un cibernético

  2. Me encanta esta discusión así que ponte cómodo que esto va para largo, Hecan:

    En el caso de la genética mejorada, dependería, luego paso por ahí. Para mí el concepto de evolución de especies se ha visto muy distorsionado, que creo que es la única pega real que hay para tú artículo.

    Verás, yo soy aun más tikismikis que Charles. Mis pegas se podrían resumir en que la evolución implica necesariamente herencia. Dado que un reactor acoplado al cuerpo, en principio, dudo que se heredara. A mi entender el concepto de evolución, que considero que es el correcto (soy así de orgulloso), no sería viable.

    Por otro lado, el ejemplo que has puesto en tu comentario, se podría incluir en el proceso evolutivo si fuesen cambios genéticos heredables, que no tendría por qué ser así. Además, aun así, solamente, introducirías una variable más en el proceso de azar de la evolución.

    Podrías obtener un individuo, que aunque fuese superior en muchos sentidos, no se adaptara al ambiente terrestre, por cualquier motivo que puedas imaginar o que escapen a nuestro conocimiento.

    Se podrían producir mezclas de individuos mejorados y no mejorados con una genética diferente. La especie o las especies que sobrevivieran al cabo de cientos, miles o incluso millones de generaciones serían el producto de la evolución. Que no es lo mismo que decir más o menos evolucionados, eso es para los putos pokemon.

    Quizás te parezca ilógico pensar que unos genes mejorados no fueran a sobrevivir y que quizás otros más mediocres, sí lo hicieran. Pero sería tan arrogante como suponer que los genes de los seres vivos actuales sean “mejores” que los de el resto de especies extintas, que son el 99 por ciento de las que han pisado la tierra.

    Todo esto, no deja de ser obra de la cruel naturaleza, que como ya dije, es muchísimo más sabia que la humanidad.

    Bien es cierto que si nos ponemos brutos, podrías estar hablando de erradicar la raza humana, sustituyéndola por una mejorada. Pero, en fin… espero que no. Aunque eso no sería evolución, propiamente dicha, pero el efecto sería incuestionable.

    He de insistir en que, como ya he dicho, todas mis pegas son puro tikismikeo de James. Se entiende muy bien lo que quieres decir en tu artículo y mola bastante. Sólo critico algunos (pocos y quizá irrelevantes) aspectos del transhumanismo, producto de arrogancia humana y de la distorsión que ha provocado la ignorancia en el concepto de evolución.

    Espero haber aclarado mi punto de vista. Y no haberte aburrido mucho.

    Un saludo, James Castle

    Me gusta

    • No me ha aburrido en absoluto, y es bastante educativo sobre el concepto de evolución.

      Con este mensaje de hecho me has mostrado que tendría que haber hablado de la evolución del concepto de humanidad en vez de poner al transhumanismo como el siguiente paso en la evolución biológica.

      Es un placer tenerte en la página castle, aprendo cosas nuevas cada vez que comentas. Y espero que esta vez el concepto de evolución que uso sea el correcto.

      Me gusta

  3. Como biólogo del blog he de decir que has estado bastante correcto salvo un par de burradas por las que Darwin te asesinaría a pedradas cuando hablas de evolución. No obstante, es un tema realmente interesante. Además, si respiro hondo 10 veces cuando paso la primera imagen y cuando dices control de evolución, incluso me gusta el artículo.

    Me gusta

    • No me ofende en absoluto, de hecho me intriga, porque después de leer tu artículo no encuentro incoherencias con el mío. En parte porque creo que el término “evolución” tiene un significado algo distinto cuando te metes en estos berenjenales, pues ya no depende del puro azar ni la selección natural. Por poner un ejemplo: ¿Si a partir de mañana todos los niños de la Tierra nacieran con una genética mejorada que los distinguieran de los niños de hoy, no se estaría dando otro paso en la evolución?

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s