Acerca de Sergio Sánchez

Estudiante de ADE-CAV en Madrid. Creativo y amante de los retos.

VID-05

Minientrada

Buenas tardes/noches queridos melocotones. Posiblemente algunos podáis estar molestos porque nuestra actividad de verano podría resumirse en nula (triste pero cierto), y deberíais seguir estándolo porque ¡en esta entrada tampoco lo vamos a solucionar! =D

Una lluvia de tomates después…

-Como iba diciendo

-Queremos post!

-Espera, que ahora voy a ello

-Vaaale

-Como iba diciendo os tenemos un poco abandonados, pero eso no significa que vayamos a desaparecer. Por mi parte ahora mismo me encuentro estudiando desarrollo de videojuegos en Unity y el resto disfrutan de unas merecidas vacaciones. Eso quiere decir que

thumb-up-terminator-pablo-m-r

Mientras tanto os dejo con un curioso vídeo que anda circulando por la red. Bastante perturbador, pero os dejo sacar conclusiones a vosotros.

Microrrelato: Penumbra

Vivo en una casa de una sola habitación. La fachada es magnífica, esculpida en piedra por un artesano efusivo, gárgolas guardando la entrada y unos ventanales enormes en el techo para observar las estrellas. El interior está decorado por largas estanterías de libros, muebles de madera de roble y sedosas cortinas que enmarcan el paisaje. Viejas fotografías cuelgan de una única pared desnuda.

Antaño la casa fue mayor en tamaño. Estaba llena de vida. Sus largos pasillos han visto el correr de niños y los sueños, encerrados en estrellas fugaces, de adultos. En su primera etapa, de hecho, la casa se parecía más a una mansión, a pesar de las pocas habitaciones. Llena de colores resplandecientes y siempre guardiana de nuevos secretos por explorar. Pero nada pudo compararse al día en el que aparecieron las nuevas habitaciones.

Sigue leyendo

El futuro de los medios

Vivimos una época turbulenta, en la que los medios de comunicación están mutando cada día. En esta era las fórmulas publicitarias cambian mes a mes, los cines incorporan audio con un posicionamiento “físico” en la sala, la televisión se afana por mostrar series con mayores aspiraciones , y por último en el que vamos a ver como todas estas fórmulas mutan o desaparecen para adaptarse a la realidad virtual.

Ha sido la publicación del próximo lanzamiento de Oculus Rift y el video de una startup llamada “The Void” los que me han hecho pensar. Esta empresa de Utah se ha dedicado a acumular todos los conocimientos que se poseen actualmente de realidad virtual y con ello han construído un complejo, que esperan sea replicado, en el que simular toda una nueva realidad en torno a los futuros jugadores. Vamos, como si metemos la experiencia física del láser tag y las posibilidades de un videojuego puntero en la batidora. Y por lo que se puede ver el batido tiene mejor pinta que los del Star***.

Sigue leyendo

Un mundo gobernado por dualidades

Aviso, en este artículo defiendo mis opiones, que no son representativas del blog.

Supongo que no a todo el mundo se le ha pasado por la cabeza el choque entre las energías renovables y las compañías eléctricas. A la larga la tendencia lógica es a la disminución de precios y el autoabastecimiento, pero ¿alguien ha pensado en la cantidad de millones que mueve ahora? Me imagino un futuro donde las compañías eléctricas existen solo gracias a la intervención estatal (bueno, en esto al menos España es pionera y adelantada por décadas), y no es una idea agradable.

De hecho ahora quizás también os deis cuenta del choque con los “cárteres” del petroleo. Hay países que viven exclusivamente de ésto, como pueden ser Emiratos Árabes Unidos o Venezuela. ¿Se mantendrán a un lado mientras su imperio cae? En esto existe una dicotomía entre el poder y la lógica. Una dualidad que, de nuevo en España, hemos visto con los casos de los periódicos contra Internet. Y me da pena, porque siendo parte de sociedades tan desarrolladas como las nuestras tenemos que subyugarnos a los intereses de unos pocos por encima de los intereses, no de la mayoría, sino dictados por la simple lógica. Sigue leyendo

Microrrelato de terror

El insomnio es horrible, obligándote a permanecer despierto a pesar de querer soñar. Haciéndote perder fuerzas poco a poco, pero sin llegar al deseado punto de la inconsciencia. Me doy la vuelta en la cama y miro el reloj, ya son las 3. Otra noche en blanco.

Ruedo de nuevo hasta situarme mirando al techo. Éste es apenas visible, pero me concentro en él, dejando la cabeza vacía y controlando la respiración. Cierro los ojos y cuento segundos entre exhalaciones e inhalaciones. Exhalar, inhalar, exhalar, inhalar… La tensión de mi cuerpo desaparece. Cierro los ojos. Sigue leyendo