Pregúntale a Mike: Palacio de la memoria


palacioEn el Pregúntale a Mike de este mes, tocamos el tema de la memoria. Este será el primero de algún que otro artículo del programa que trate de técnicas mnemotécnicas o de memorización.

La técnica de este mes va a ser la más que célebre técnica del “Palacio de la memoria” o  Método Loci. Es conocido por su popularidad en series de televisión sobre personajes superdotados. Bien, pues vais a ver como no tenéis que ser “supercerebritos” para usarla. Solo necesitáis una buena dosis de imaginación.

 

Qué-es-y-qué-hace-la-memoria-a-corto-plazo

Memorizad los siguientes elementos: carro, veintiocho, monaguillo, ballena, círculo, amor, James Castle, justicia.

¿Recordáis los 8 elementos en el orden correcto? No es fácil. Quitando el recordar a James. Su jeta no se olvida con facilidad.

Usaremos esa sucesión de elementos para construir el palacio. Empecemos:

Existe mucho mito sobre el método Loci. Y no es porque sea un método complejo. Su fama procede de la televisión. Usan este truco personajes de mentes superdotadas, como Hannibal Lecter en El silencio de los corderos, o Patrick Jane en El mentalista, o incluso Sherlock Holmes en la nueva serie Sherlock, de la BBC. Os recomiendo las tres.hannibal

Pero que lo usen los genios no significa que haya que ser un genio para usarlo. Cualquiera puede crear un palacio de la memoria. Si existe gente que use ese truco para almacenar cantidades imposibles de información, no es porque sean superdotados, sino porque durante muchos años han realizado ejercicios de memorización para que su memoria tenga más retentiva. Como ya he dicho, en otro Pregúntale a Mike os daré trucos para mejorar vuestra memoria. Por ahora, centrémonos en este.

Para entender cómo funciona el método Loci, se acude a la leyenda de cómo se creó. Presentamos a Simónides de Ceos, poeta del siglo 5 a.C., que tuvo un día la desdicha de ser invitado a un funesto banquete en Tesalia. Digo funesto, porque un terremoto hundió el edificio en el que se celebraba dicho banquete, matando a todos los participantes, excepto a Simónides. Cuando, tras la tragedia, preguntaron a Simónides quién asistió al banquete, este descubrió con asombro que recordaba no solo el nombre de todos los asistentes, sino también en qué orden estaban situados, sus caras…simonides2 copia

Una explicación más científica es que cuando el ser humano aún se agrupaba en grupos de nómadas, necesitaba una capacidad de memorización espacial para sobrevivir. Mediante la recreación en la mente, podían recordar cómo era un lugar concreto, y ordenar todos los elementos dentro de este espacio. Así, recordaban dónde estaba una posible presa de caza, en qué parte de un claro se podían encontrar bayas comestibles…

Venga, la historia para los libros. Lo que nosotros queremos es construir nuestro propio palacio, ¿verdad? Pues vamos a ello.

  1. Lo primero es imaginar un lugar. Pero no vale un lugar cualquiera. No importa el tamaño, las dimensiones o si es ficticio o no. Lo que importa es que podáis imaginarlo con todo lujo de detalles. Cuanto más familiarizados estéis con ese lugar, mejor. La mayoría de gente se imagina el lugar donde suelen vivir. Esto es porque les resulta más fácil evocarlo. Patrick Jane, en El mentalista, rememoraba una feria en la que se crió. Si buscáis por ahí, podríais encontraros con que os aconsejan lugares cerrados o grandes. No pasa nada porque sea un parque o una habitación pequeña. Lo importante es que podáis evocar ese lugar sin dificultad.mentalist
  2. Lo siguiente, debemos imaginarnos un recorrido. Si vuestro palacio es vuestra casa, podéis imaginaros que vais desde el recibidor hasta el final de la casa, o desde la cocina hasta la buhardilla. Si el palacio es para memorizar elementos, este recorrido os ayudará a memorizarlos en orden.
  3. De acuerdo. Ahora ya tenemos lugar y recorrido. Vamos a construirlo. Antes de usar un palacio, se debe de amueblar. Deberemos imaginarnos a nosotros mismos haciendo ese recorrido. Es importante que imaginemos nuestro recorrido con todo lujo de detalles. Cuantos más cuadros, carteles, árboles u objetos haya, más fácil será guardar información en el palacio.
  4. ¿Habéis terminado ya el recorrido? ¿No? Bueno, no pasa nada. Seguid. Yo me tomo un piscolabis mientras.
  5. Bueno, pinchitos de tortilla aparte, terminamos con la utilización del palacio:670px-Build-a-Memory-Palace-Step-10-Version-2

Rememoramos la anterior serie de elementos: carro, veintiocho, monaguillo, ballena, círculo, Hendrick, James Castle, justicia.

  • En la primera parte del recorrido, imaginaros un carro. Fácil, ¿no? Los objetos son fáciles de recordar. Solo necesitáis evocarlos
  • Id a la siguiente habitación, o al siguiente punto del recorrido. Lo siguiente es el veintiocho. Los números son más difíciles de recordar que los objetos. Pero, ¿por qué no imaginar que los números SON objetos? Imaginaros un par de velitas, una con forma de 2, y otra con forma de 28.
  • Pasamos al siguiente punto del recorrido. Imaginaros a un monaguillo. Las personas son fáciles de imaginar también, ¿eh?
  • Siguiente punto del recorrido. Una ballena. Pues imaginaos que no os cabe dentro de la habitación. ¿Cómo lo haríais? Pues un peluche. O una camiseta con el dibujo de una ballena. Creatividad al poder.
  • Pasad al próximo punto del recorrido. Un círculo. ¿Qué tal un hulla-hop? ¿O una pintada de un círculo en una pared?escher.relativity
  • El siguiente punto del recorrido. Se os pide que memoricéis una palabra. Hendrick. Es más fácil imaginarla escrita. ¿Qué os parece imaginaros una mesa con un papen, en el que está escrito HENDRICK en mayúsculas, con verde fosforito? ¿O con rojo sangre? Si se practica, el método Loci se puede usar para recordar libros enteros, palabra por palabra. Y cuanto más vistosa sea la imagen, mejor.
  • A James Castle, tiradle por la ventana. Mejor que no esté en el palacio, creedme.
  • Por último, justicia. Conceptos abstractos como “felicidad” o “amor”, mejor imaginarlos con algo que los represente. Un happy face, o un corazón. Para el concepto “justicia”, usaremos una espada larga, o una balanza.

Rememoramos: carro, veintiocho, monaguillo, ballena, círculo, Hendrick, James Castle, justicia. ¿Lo tenemos todo? Pues ya está. Tenéis vuestro palacio.

la-memoria-y-el-ejercicioLa memoria es un músculo. Cuanto más lo ejercitéis, más fuerte será. Conforme vayáis usando más el palacio, mayor cantidad de cosas podréis meter dentro. Practicad, y podréis memorizar tanto como vuestros personajes de televisión. Conseguiréis una memoria privilegiada.

Un placer tener para vosotros otro Pregúntale a Mike. Espero que hayáis disfrutado este. Para cualquier duda, ya sabéis que podéis contactar conmigo escribiendo un comentario abajo (no es necesario poner correo, aunque os lo pida), o escribirme al correo del blog:

yomelocoton@hotmail.com

Un saludo, melocotoneros,

Mike Wasos

Imágenes de: http://www.fondosypantallas.com http://www.risasinmas.com http://www.buenasalud.net http://www.taringa.net http://www.unbosquedeideas.net desmotivaciones.es

Anuncios

4 pensamientos en “Pregúntale a Mike: Palacio de la memoria

    • Nah, no te preocupes, compi. Tu yo imaginario sabe volar…
      … En tu palacio. En el mío, cae desde un octavo piso. Lo siento.

      Bromas aparte, agradezco tu aprobación. Una lectora del blog sugirió que hablase de este tema, y la verdad, tiene jugo para rato.

      Me gusta

    • Muchas gracias, Colette. Yo lo llevo usando para mis estudios un tiempo. Es una herramienta muy útil. Me alegra que hayas disfrutado con este artículo, y no te pierdas los próximos Pregúntale a Mike. Un saludo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s