Cómo matar al intermediario: Hernán Casciari


Buenos días/tardes lector. Quizás hayas escuchado ciertas declaraciones desde la industria informativa en los últimos años referentes a su horrible futuro a manos de ese inmundo internet. Que si nos quita ventas, que si las publicaciones no reciben el crédito adecuado o quizás esa tan divertida en la que echaban directamente la culpa a Google y otros agregadores de noticias (que les hacían publicidad gratis). Y puede que sea debido a mi juventud, pero para mí siempre, o al menos desde que comenzaron a quejarse, ha resultado obvio que no resultaban ser más que las últimas pataletas de un enfermo terminal. Con esto no me malinterpretéis, no me refiero que el género periodístico se muera, sino que la industria que lo sustenta tal y como la conocemos está llegando a su fin.

Quizás ya lo hayáis visto en una forma u otra. Por ejemplo, hasta hace poco si querías hacerte director o guionista de una serie te tocaba rogar ante las puertas de la cadena de turno y rezar por tener una oportunidad. Luego llegó Youtube y resulta que por cada programa en TV había 10 más interesantes que solo se emitían por internet. Cierto es que la calidad no es aún la misma, pero solo es cuestión de tiempo hasta que se profesionalice el sector. Ahora bien, no solo este sector es el que ha cambiado, sino que otros también lo han hecho entre bastidores o están todavía en pleno proceso de un cambio no exento de problemas.

Un ejemplo bastante interesante es el de la venta de libros las editoriales y las distribuidoras. Grandes conglomerados de trabajadores que se encargan de publicitar y distribuir la obra de un autor. Un proceso costoso si tan solo se realizara para una única obra, pero fácilmente asumible si tenemos en cuenta que cada una editorial mueve cientos de libros una vez ya está formada. ¿Por este motivo podéis creeros que se llevan cerca del 90% de cada libro vendido? Sencillamente es excesivo si pensamos que el trabajo por el que estamos pagando es solo de 3 o 4 personas (contando autor, asistentes y marketing) y que todos los demás son añadidos por los que no querríamos pagar. Y aquí es donde entra internet, pues muchos son los que han averiguado como eliminar a esos molestos intermediarios en favor de una relación más directa entre autor y lector. Con esta introduccion querría presentaros un video bastante didáctico presentado en TEDx por Hernán Casciari. Espero que os dé qué pensar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s