Pregúntale a Mike: la pirámide de Maslow


Pregúntale a MikeHoy, en “Pregúntale a Mike”, el tema es “la necesidad”. Como animales, tenemos necesidades. Pero somos animales racionales. Esto es lo mismo que decir que en nuestra naturaleza está el complicarnos las cosas. Nuestras necesidades serán, por ello, mayores en cuantía y en complejidad que en otros seres.

pirámide 1Esta edición de Pregúntale a Mike es, en realidad, una guía para ser feliz. Porque ser feliz es simple (que no fácil). Basta con llegar a cubrir todas nuestras necesidades. Lo complejo de todo esto proviene de la forma de ser de la persona. El ser humano no es para nada simple.

Y no hay nadie mejor para explicar el tema de las necesidades que nuestro gran amigo Maslow, y su estimada Pirámide de jerarquía de las necesidades humanas (viva, más triangulitos. Como si no tuviéramos suficientes con Sternberg). Si os interesa, pinchad abajo, y comenzaremos con la explicación.

 

Abraham Maslow, un hombre a una nariz pegado, fue un conocido psicólogo del siglo XX.  Nació en Brooklyn, Nueva York. Si Carl Rogers se considera la principal eminencia de la escuela humanista de la psicología, Abraham Maslow sería el padre de la misma. O el abuelo. Un abuelo con una alquitara medio viva, diría Quevedo.

maslowComo buena parte de la población de Nueva York, su familia no era original de allí. Eran emigrantes judíos de una Rusia a punto de caramelo para la revolución comunista. Y Maslow se sintió toda su vida como un emigrante. Apartado de la sociedad desde la infancia, se refugió en los libros. Eso le dio una base cultural mucho más fuerte que la que se consideraba normal para los jóvenes de esa época.

En Brooklyn, antes de mudarse a Boston, fue donde desarrolló la teoría jerárquica de las necesidades. Esta es la teoría que explica cómo las personas tienden a agrupar sus necesidades, y a ordenar estos grupos en función del valor subjetivo que se les dé.

La teoría de Maslow, en apariencia tan sencilla, resultó tener una aplicación tan extensa como variada en muchos campos fuera de la psicología. Pero su aplicación principal fue en el mundo de la empresa.

La teoría se desarrolla mediante el siguiente esquema piramidal:

piramide 3La pirámide funciona así: Cada persona tiene distintas necesidades. Dichas necesidades se pueden categorizar en los cinco niveles que veis arriba. Cuanto más básico es el nivel para la persona, más bajo se encuentra dentro de la pirámide. Y hasta que una persona no se considera satisfecha en un grupo determinado, no suele ascender a otro nivel menos básico.

Explicados en profundidad, los cinco niveles son:

  1. Necesidades fisiológicas: necesidades básicas de supervivencia. Provienen de la parte animal de nuestro ser. Es decir, comer, beber, dormir, evitar el dolor o el sufrimiento físico, vestirse, o incluso tener relaciones sexuales. El individuo llega a creer que, si tiene garantizada de por vida estas cosas, será feliz.
  2. Necesidad de seguridad: se trata de consolidar lo obtenido hasta ahora. Protección y seguridad de tu integridad física en el futuro, así como de tus bienes y posesiones. El hogar entra dentro de esta categoría, así como la familia o el empleo. Mientras la situación de la persona no cambie a peor, esta será feliz.necesidades-basicas-de-material-de-vectores_15-7723
  3. Necesidades sociales / de estatus: sentirse aceptado por la comunidad. Las personas buscan el recibir amor, apoyo y afecto de las personas que le rodean. No solo por la familia, sino por amigos y compañeros de trabajo. Estas necesidades se satisfacen mediante la sociedad. Aquel que se sienta considerado, respetado e integrado, será feliz. Y la sexualidad también entra a formar parte de este nivel, en forma de atracción.
  4. Necesidades de la propia estima: confianza en uno mismo, fama, prestigio… Maslow divide este nivel en dos. Un subgrupo es la estima alta o superior, donde las necesidades las puede solventar uno mismo (confianza en uno mismo y en sus habilidades, reconocimiento propio de logros, capacidad de tomar tus propias decisiones…), y el otro, la estima baja o inferior, que viene demostrada por la sociedad (reconocimiento exterior, fama, elogios y críticas, posición social, y control sobre el resto de las personas). Una persona que se valore en mucho será feliz.
  5. Necesidades de ser / de autorrealización: para Maslow, es el deseo de ser más, y llegar hasta donde se sea capaz. Sería completar con éxito todos los fines y objetivos. Podría incluso definirse como “la resolución del resto de necesidades”. Una persona feliz será aquella que cumpla con aquellas metas que se ha propuesto.

Maslow, sin embargo, puntualiza:

  • La estructura del ejemplo, que es la que utiliza el propio Maslow, no es rígida. Dependerá de cada persona el orden de los distintos niveles.
  • Puede que en algunos individuos, uno o varios niveles no existan, o no le sean aplicables.
  • No es necesario tener una necesidad completamente satisfecha para que surja otra. Del mismo modo, una necesidad superior no necesita que sean resueltas todas las básicas para surgir. No obstante, la persona dará prioridad a la solución de las más básicas antes de atender a las necesidades superiores.
  • Solo las necesidades que no se hayan satisfecho generan comportamiento. El ser humano solo actuará cuando le surja una necesidad.
  • El incumplimiento de las necesidades, en especial, de las de autorrealización, pueden dar lugar a metapatologías. Estas se definen como el desarrollo de depresión, invalidez emocional, disgusto, alineación y un cierto grado de cinismo.

Los cuatro primeros niveles se definen cono “necesidades de déficit”. Solo aparecen con la carencia de un elemento, y siempre podrán ser satisfechas. La necesidad de autorrealización, no. En este nivel, todas las necesidades de déficit habrán sido cubiertas, llegando a la cima de la pirámide. La motivación que empuja a la persona a actuar tendrá otras características.

personas autorrealizadasExplicó esto con una serie de ejemplos históricos, que eran personas tan famosas como Mahatma Gandhi, Albert Einstein o Abraham Lincoln. En todos ellos, detectaba una serie de características comunes:

Se las describía, tal y como se traduce literalmente:

“Como personas centradas en la realidad, que sabían diferenciar lo falso o ficticio de lo real y genuino; centradas en los problemas, que enfrentan los problemas en virtud de sus soluciones; y con una percepción diferente de los significados y los fines

En el trato con el resto de las personas, se podría destacar:

  • Con necesidad de privacidad, sintiéndose cómodos en esta situación.

  • Independientes de la cultura y el entorno dominante, basándose más en experiencias y juicios propios.

  • Resistentes a la enculturación, pues no eran susceptibles a la presión social; eran inconformistas.

  • Con sentido del humor no hostil, prefiriendo bromas de sí mismos o de la condición humana.

  • Buena aceptación de sí mismos y de los demás, tal como eran, no pretenciosos ni artificiales.

  • Frescura en la apreciación, creativos, inventivos y originales.

  • Con tendencia a vivir con más intensidad las experiencias que el resto de la humanidad.

Termino el artículo dando un resumen desde otro enfoque de la teoría de Maslow. Porque esta es, en realidad, una teoría que nos define cómo ser feliz. “Serás feliz si das solución a todas tus necesidades”, dice Maslow. Pero resulta más fácil decirlo que hacerlo. Porque las necesidades de una persona son infinitas. No solo son incontables, sino que se van regenerando.

Por tanto, la clave de la felicidad se resumirá en cuatro claves:felicidad

  1. Tener claras tus prioridades. Intentar resolver los niveles superiores de la pirámide sería como empezar la casa por el tejado. Empieza por lo más importante para ti. Verás como el resto sale más fácil.
  2. No ponerse el listón muy alto. Las altas expectativas, si se salen de tus posibilidades, podrían frustrar tus motivaciones. Es siempre bonito el ilusionarse por un objetivo, pero afecta mucho a la moral si estas ilusiones no se cumplen. Es mejor ceñirse a lo real y a lo seguro.
  3. Nunca hundirse por el fracaso. El fracaso podrá ser tan útil como el éxito. Si bien el éxito puede hacerte feliz, el fracaso también puede ser una herramienta. No te preguntes nunca “por qué” ha ocurrido, si no “para qué” ha ocurrido. Aprender de tus errores evita el que vuelvas a cometerlos, y te asegura que nunca vuelvas a cojear del mismo pie.
  4. Trabajar en equipo. Lo bueno de la sociedad es que siempre hay alguien bueno para todo. Si por ti solo no puedes llegar a cumplir tus fines, pide ayuda. En equipo, todas las personas siempre llegarán más lejos que en solitario. Pero esto puede ser un arma de doble filo, si acabas dependiendo de los demás. Al igual que si actúas solo, si dejas que otra persona actúe sola por ti, podrías no conseguir lo que te planteabas. Que el trabajo en equipo sea una herramienta útil, no imprescindible.

Espero que os haya gustado este nuevo Pregúntale a Mike. Si queréis cualquier cosa, o simplemente tenéis el día parlanchín, no dudéis en escribir un comentario (que recuerdo que no hace falta poner ni el correo, aunque os lo pida), o escribirnos a yomelocoton@hotmail.com.

Nos vemos el próximo mes con una nueva entrega de Pregúntale a Mike. Un saludo,

Mike Wasos

Imágenes sacadas de: proyeccion.blogspot.es http://www.arbolesymedioambiente.es psicoletra.blogspot.com http://www.elblogsalmon.com http://www.freepik.es

Anuncios

9 pensamientos en “Pregúntale a Mike: la pirámide de Maslow

  1. Gracias Mike, ya decidí, estudiare arquitectura, quisiera hacerte mas preguntas pero son un tanto personales, has leido el libro de muchas vidas muchos sabios?

    Me gusta

    • Es un placer el poder ayudar en lo que sea, Cecy.

      Más preguntas? Claro, no hay problema. Y si crees que son personales, siempre puedes enviarlas al correo del blog (yomelocoton@hotmail.com).

      No, no he tenido el placer de leer esta obra que me dices. ¿porqué lo preguntas? ¿La recomendarías?

      Me gusta

    • Claro, Cecy. Cuando quieras. Pero has de saber antes de nada que no tengo más que mis estudios personales en psicología. Es decir, que no he seguido una carrera, sino que he hecho investigaciones en el campo por mi propia cuenta. Nunca me atrevería a tocar la psicología clínica, si no es en su parte más teórica.
      Dicho esto, te animo a preguntar lo que quieras, sea aquí, sea en el tablón del blog, o bien sea en el correo del blog (que últimamente lo tenemos más abandonado), de forma algo más privada.

      Gracias por tu participación. Un saludo,

      Mike Wasos

      Me gusta

      • Hola 🙂 gracias por responder, mira, la parte de psicologia que estas manejando tu es la que me gusta para estudiar, y estaba debatida en estudiar la psicologia clinica o arquitectura, porque no estudiar psicologia clinica?

        Me gusta

      • Oh, en eso sí puedo ayudarte. Dependerá tanto de tus gustos como de tu meta:
        Yo tuve dudas sobre si estudiar economía o psicología. Porque, aunque no lo parezca, ambas ciencias estudian lo mismo. Esto es, la conducta humana. Solo que la primera estudia el cómo, y la segunda, el porqué. Me decanté por una carrera de economía, dejando la psicología como estudios secundarios, casi como una afición.
        Con las dos carreras que me has dicho, la cosa se vuelve más complicada. Si haces arquitectura, tu pasión deberá ser el ver una obra de arte, y poder decir con orgullo que fuiste tú su autor. Te mueve el afán de crear. En la psicología clínica, no es crear, sino reparar. Los psicólogos que tienen una consulta, en su gran mayoría lo que les motiva es ayudar a los demás con los problemas. Lo que más te motivará si haces esta elección es ver cómo va evolucionando un paciente, gracias a tus cuidados por guiarle en la recuperación.
        Darle al mundo la forma que tú deseas, o hacer que esta sociedad sea más feliz. Es una elección difícil. Así que pregúntate cuál es tu motivación. Ninguna de las dos me parece peor.
        Pero si después de responderte a esta pregunta, todavía sigues con dudas, ten en cuenta lo siguiente: siempre puedes hacer lo que hice yo, que es tomar una como hobby, y otra como carrera. O hacer una carrera de una, y la otra aprenderla mediante cursos y demás. Sé que hay en España unos cursos muy buenos y muy flexibles, que te enseñan los fines de semana durante 3 años, para salir de ellos con un título de psicología clínica que te habilita para abrir una consulta. Y es compatible con cualquier carrera.
        Espero haberte ayudado. Un saludo,
        Mike Wasos

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s