Pregúntale a Mike: todos podemos ser pollos


Pregúntale a MikeNos encontramos de exámenes. Da la casualidad de que los seis escritores que conformamos el blog somos estudiantes, y el final de la primavera nos pilla mal a todos. Pero hoy es 28, y toca sacar un “Pregúntale a Mike”. Y después de un Pregúntale a Mike flojo, como el del otro mes, toca algo fuertecito, ¿no? Pues venga, vamos a hablar de hipnosis.

Sí, hipnosis. Una herramienta de los psicólogos, psiquiatras, magos y mentalistas que se ha vuelto muy popular. El poder de controlar a alguien, de anular su voluntad, convirtiendo a la persona más dura en un zombie sin capacidad de mentir u oponerse… ¿Es cierto, o es solo teatro?

Gonzalo-PeraltaEste artículo no está escrito por un hipnotizador (apenas habré conseguido hacerlo una o dos veces, o puede que ninguna), sino por una persona que ha experimentado la hipnosis. Quiero hacer ver al lector que este artículo no es para intentar convencer de que la hipnosis existe. Se trata de un relato de mi propia experiencia, al entrar en un estado de hipnosis. Y si todo va bien, al final de este artículo os ayudaré a vosotros a experimentarlo (con ayuda de un video de youtube).

Da miedo, ¿eh? A ver cómo va la historia.

 

HipnotizadorSe abre el telón, y aparece un hombre temible (se puede parecer a Adelfo). Y no sabes si lo más temible es esa mirada que parece que te puede ver hasta la campanilla, o esa apariencia tan intimidatoria que tiene con traje y turbante. Pide un voluntario. Tú eres ese voluntario. Subes, y el hombre del turbante te comunica que vas a ser hipnotizado. Te pide que mires al reloj de bolsillo que acaba de sacar, y que balancea suavemente. Adelante, y atrás, adelante, y atrás… Y cuando cuente tres, caerás en el estado más rofundo de sueño, tras lo cuál te despertarás convertido en pollo… Uno… Dos… ¡¡¡Tres!!!

¿Cuánto de verdad o de mentira hay en ese relato? La hipnosis se ha vuelto una habilidad muy conocida. Y debido a su utilidad para el espectáculo, esta habilidad ha cogido fama. Lo que significa que las características de esta habilidad han sido exageradas, y a veces, inventadas. Mucha gente duda, de hecho, de que la hipnosis exista.

Pero existe.

¿Qué es hipnosis? Las definiciones son casi tantas como gente que la practica. Esto es porque la experiencia de cada persona al ser hipnotizada solo puede experimentarla esta misma persona. Y esta experiencia es un conjunto de sensaciones difíciles de convertir en palabras.

imagesHe dicho que este relato va a ser una exposición de mis propias experiencias. Por ello, y aprovechando que no hay una definición oficial, daré la mía: se trata de un estado al que se induce la mente (sea por un hipnotista, o por propia iniciativa), en el que el sujeto se encuentra en un punto de relajación máxima, y cede el dominio sobre su mente (a favor del hipnotista), a cambio de una experiencia subjetiva y difícil de alcanzar de otro modo.

Dicho de otra manera. El hipnotizado entra en un estado de relajación máxima, al que llamamos trance, diferente a otros estados. En él, se ve alterada la percepción, y la imaginación se convierte en una realidad para la persona. Todo lo inmaterial de la mente, como las emociones, las ideas, las inquietudes, o los recuerdos, se vuelven más reales y manejables.

De aquí, sacamos que:

  • Es muy raro (hay quien considera que es imposible) el caso en el que un hipnotizador consiga que una persona llegue al trance en contra de su voluntad. Como ya hemos dicho, el hipnotizado cede el control. Pero lo cede por propia voluntad (aunque pudiera ser mediante engaño). No hace falta que sepa que está siendo hipnotizado. Tan solo, debe dejarse llevar.
  • Nunca podría hacer nada que estuviese en contra de esa voluntad. Por tanto, cae el mito de que se puede obligar a otros a hacer cosas que no querría hacer. También es un mito el tema de que en trance no se puede mentir. Se puede. Aunque puede que en ese estado de relajación, la persona sea menos proclive a mentir.
  • El sujeto no pierde la conciencia, o se queda dormido. Al revés, muy probablemente sea más consciente de sí mismo. E incluso, puede agudizar la percepción de su entorno.
  • Cualquiera puede ser hipnotizado. No hay gente más o menos resistente. El que una persona se oponga más o menos a caer en trance depende más de lo dispuesto que esté a ello.
  • Puedes salir del trance en cuanto desees. No es posible que te dejen atrapado en el hipnosistrance. Eso sí, la sensación puede resultar tan agradable que no desees dejarla.

El proceso que se sigue para hipnotizar a alguien es simple.

  1. Primero, se explica qué se va a hacer, y se obtiene el consentimiento de aquel que va a ser hipnotizado, así como su cooperación. Sin cooperación, no es posible hipnotizar a otra persona.
  2. Después, mediante palabras o sensaciones, se consigue que la persona vaya cayendo en este estado. Llegar al trance completo es complicado. Hay siempre una progresión, en la que la persona va relajándose poco a poco, hasta llegar al trance.
  3. Por último, se pide a la persona que imagine o recuerde una situación. Aquí, la imaginación se vuelve tan perceptible que lo imaginado se convierte en una realidad en la mente del hipnotizado.

¿Cómo saber cúando has entrado en trance? Resulta una sensación extraña. Tienes la sensación de que tu mente flota, o más bien, que se va volando. Tu cuerpo está dentro de una nube de algodón. Y aunque sabes que puedes moverlo, notas como si tu mente y tu cuerpo fueran dos cosas distintas. Si es un hipnotizador el que te ha inducido al trance, la sensación es que tú no te mueves, sino que te limitas a ordenar al cuerpo que se mueva por ti.zapatero2

Una cosa curiosa que me ocurre cuando entro en trance es que no puedo evitar que mis ojos se muevan por debajo de las pestañas rápidamente. Y se me queda abierta la boca. Debo de tener una cara bastante divertida.

¿Y para qué sirve entrar en trance? Como ya he dicho, todo lo inmaterial en la mente, como los recuerdos, las ideas, o la imaginación, se potencia, y vuelve más manejable. Esto no solo tiene aplicaciones en el espectáculo (aunque es la aplicación más divertida; nadie niega que ver a alguien haciendo el pollo es de lo más entretenido). En medicina, se usa para reducir el dolor (algunos dentistas lo usan en vez de anestesia, para aquellos que son alérgicos, y funciona). Se puede usar, y se usa, como herramienta de automotivación, siendo la hipnosis un medio muy efectivo de controlar nuestra propia psicología, y ayudarnos con aquellas tareas que requieran de mayor concentración, autocontrol, o voluntad. En competición, se mejora la concentración y el rendimiento. Por último, el mayor uso de la hipnosis es en la psicoterapia, donde se aplica, por ejemplo, a eliminar manías y conductas no deseadas, cambiar estados emocionales, o tratar fobias (se ha llegado incluso a aplicar en tratamientos con personas que padecen un TOC, aunque todavía se está investigando su aplicación en este campo).

espiralAunque su utilización no se limita a estos campos. Realmente, allá donde la mente juega un papel importante, podría ser una herramienta de utilidad insospechada.

Os invito a vosotros a probar el entrar en trance. Para ello, cuelgo el video de Joel Cobos de los párpados pesados. Joel Cobos es un hipnotista experto español. Su videos resultan de lo más interesante, de modo que si os llama la atención (tanto si queréis saber más, como si queréis aprender a hipnotizar), os invito a entrar en su canal de youtube.

Con este video, aprendí autohipnosis, a entrar en trance sin ayuda. Resulta de lo más útil, aunque puede llegar a ser peligroso. Por favor, probad a ver el video. Y contadme si llegáis a entrar en trance. Os prometo que la autohipnosis puede ayudaros con casi cualquier cosa que os planteéis.

 

 

Un saludo,

Mike Wasos

 

Imágenes sacadas de:

blog.mensa.org.mx

www.theclinic.cl

equipohumano.blogspot.com

sevillabienestar.es

 

 

Anuncios

4 pensamientos en “Pregúntale a Mike: todos podemos ser pollos

  1. ¡Impresionante! Me ha encantado, me voy de cabeza a probar el segundo que dice al final del vídeo.
    Desde luego me parece una sensación muy curiosa y recomendable.
    Aunque me gustaría que profundizases en cómo nos puede ayudar la autohipnosis en cualquier aspecto de nuestra vida como dices arriba en el artículo.
    Muy buen artículo Mike

    Me gusta

    • Mil gracias. El artículo no me salió como esperaba. Aun así, espero haber resuelto las típicas dudas sobre el funcionamiento de la hipnosis.

      Con respecto a la auto hipnosis, es sencillo (aunque no fácil). Es parecido, si no idéntico, a la meditación. Se trata de buscar, sin ayuda del exterior, el estado de trance. Y dentro de este estado, al ser más fácil cualquier actividad mental, dificultando la alteración de distracciones, se podría centrar la voluntad en una mayor concentración en los estudios, una disminución del dolor de muelas, en levantar los ánimos… Como si te hubiera hipnotizado otro, pero siendo tú el que dicta, de una manera “externa” a tu voluntad, qué debes hacer.

      Me gusta

  2. Wow muy interesante y me encantaría que hablaras más sobre el paso del tiempo por ejemplo leí un articulo muy interesante que decía que nuestro cerebro tiene toda tu vida almacenada pero que inventa algo llamado “tiempo” para que todos los eventos de tu vida no pasen al mismo tiempo y puedas “asumirlo” más fácilmente . De una nueva fan que ama los waaafelssss.

    Me gusta

    • Hola, Lucía. Encantado de tener comentarios de fans tan entusiastas.

      Si te paras a pensarlo, el tiempo no deja de ser una invención del hombre. Podemos sentir la tierra, o escuchar a otras personas. Pero no podemos “ver” u “oír” el tiempo. Este es una herramienta útil que tenemos, pero es tan solo eso: una herramienta.

      En el blog, tenemos en cuenta las recomendaciones y peticiones que os hacéis. No dejes de leer el blog, a ver si un día te encuentras con un artículo sobre el tema que has propuesto. Un besazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s