Los cuatro elementos


Agua. Aire. Tierra. Fuego. El ser humano siempre ha buscado obtener conocimiento de lo que le rodea. Su intención ha sido la de obtener el control sobre los cuatro elementos, la representación de la energía de la naturaleza. El hombre ha deseado controlar la naturaleza. Pero el hombre es un ser egocéntrico. No se da cuenta de que los cuatro elementos son los que forman su ser.4 elemetos

Esta entrada trata de esos cuatro elementos de la naturaleza. Es un resumen de estudios anteriores, y una aplicación de estos a la personalidad. Una entrada donde la frontera entre la psicología y la filosofía desaparece.

Encuesta: ¿con cuál elemento te ves identificado?

aristótelesSe observan los elementos en el campo de la filosofía. A lo largo de la historia, muchas culturas han usado el concepto de los cuatro elementos para explicar los patrones de la naturaleza. Ya en la antigua Grecia, los filósofos presocráticos hablaban de la existencia de cuatro compuestos básicos que formaban el mundo. Tales de Mileto propuso como el principio o arché de todas las cosas el agua. Anaxímenes así lo hizo con el aire, Jenófanes con la tierra y Heráclito con el fuego. Empédocles fue la persona que unió estas cuatro teorías, pero fue Aristóteles quien les dio el nombre de elementos. Además, para Aristóteles, existía un quinto elemento, el éter, que formaba los cielos.

5 elementosEn la filosofía Taoísta de China, se pensaba que según tu forma de ser, pertenecías a uno de las cinco fuerzas del universo. Estas son tierra, metal, agua, madera, y fuego. Esto era y aún es usado en la medicina tradicional china. En la cultura japonesa, en el budismo, y en el hinduismo, afirman la existencia de cinco grandes o cinco elementos. Son el agua, el aire, la tierra y el fuego, más el éter. Ángeles y demonios, una obra de Dan Brown, habla de los iluminati, una mítica sociedad secreta, cuyo punto de reunión se averiguaba según unas pistas que se encuentran en los cuatro altares, dedicados cada uno a un elemento.

carl gustaf jungPor otra parte, se debe mencionar la teoría de Jung. Carl Gustaf Jung, psicólogo suizo del siglo XX, defendía la caracterización de cuatro tipos psicológicos, según la función que primase sobre el consciente. Eran las funciones de sentimiento, pensamiento, sensación, e intuición.

La teoría de Jung defendía que el consciente del ser humano poseía estas cuatro funciones, pero tenía tendencia a desarrollar una en particular. De esta manera, según la función que predominase sobre el resto, se podía definir un tipo psicológico o personalidad concreto. De la misma manera, Aristóteles pensaba que el ser humano estaba compuesto por los cuatro elementos, pero que no todos los seres humanos poseían la misma cantidad o proporción de cada elemento. La naturaleza de cada ser dependería de la proporción de los elementos que lo forman.

Estas son dos teorías de campos diferentes. La de Jung es una teoría psicológica, mientras que Aristóteles habla de la filosofía. El primero habla de la personalidad, y el segundo, de la creación y composición de las cosas. Pero estas teorías, aun partiendo de bases diferentes, llegan a la misma conclusión.

En profundidad, los cuatro elementos son:

Agua/sentimiento

  • aguaTres cuartos de la superficie terrestre están cubiertos por agua. En la tierra, el agua es necesaria para todos los seres vivos. En el ser humano, por ejemplo, un setenta por ciento de su masa corporal es agua. Es la sangre del mundo, y lo recorre por todo su ser. Sin ella, no hay vida. Pero también se conoce la naturaleza cambiante e incluso caprichosa del agua. El mar, en la antigua Grecia, era el medio de comunicación por excelencia. Pero bien podía ser una ayuda y fuente de alimentos, bien podía hundir embarcaciones y arrasar costas.
  • Una persona de elemento agua es aquella que prioriza los sentimientos ante todo lo demás. Poseen una gran capacidad de empatía. Para ellos, esta es un sexto sentido, tan importante como la vista o el oído para analizar el entorno, haciéndoles sensibles al ambiente que les rodea. Se trata de personas que instintivamente saben cómo se sienten los demás, y lo que necesitan. Por lo que llegan a ser personas encantadoras, que hacen sentir mejor al resto. Se preocupan mucho por los demás. A veces, olvidándose de sí mismas, o llegando a sofocar a otras personas. Dan energía a los que les rodean. Las personas de elemento agua pueden parecer poseer una actitud errática y caprichosa por aquellos que no los comprendan. Esta actitud es debida a su proceso mental, donde el consciente ve antes las sensaciones que la lógica.

Aire/pensamiento

  • aireEl aire no es solo necesario para la vida. Es el manto que rodea el mundo. También es la herramienta básica de la comunicación. Un elemento sutil e invisible.  Es, de los cuatro elementos, el más difícil de percibir. No lo podemos ver, pero sabemos que existe. Simboliza la libertad y el movimiento. Una energía sin pausa que viaja por todo el mundo. Pero sobre todo, es el medio por el cuál viaja la voz. El aire llena nuestros pulmones, y hace que nuestras cuerdas vocales vibren. Es nuestro aliento, y es lo que ocupa el espacio que nos rodea.
  • Aquella persona cuyo elemento sea el aire es una persona racional. Personas de gran inteligencia, con un carácter culto y educado, y un agudo sentido de la justicia y la objetividad. Poseen apego a lo hipotético y teórico. Cuentan con una gran curiosidad por el funcionamiento de su entorno, que suelen descubrir mediante los libros y la conversación. No solo adoran viajar, sino que para ellos, es necesario, ya que no tienen apego a su hogar. Y poseen una facilidad y habilidad en el habla superior al resto. Sin embargo, puede tener a veces problemas de comprensión sobre la conducta de ciertas personas. Se sienten incómodos con aquello que les es ajeno y que escapa a su entendimiento. Pueden, de cara al exterior, parecer una persona fría y cruel, que no se ve afectada por los sentimientos del resto.

Tierra/sensación

  • tierraA nuestro planeta lo llamamos tierra, por un motivo. La tierra es la que nos da dónde apoyarnos, dónde encontrar comida y cobijo. Se le da siempre un carácter femenino, llamándola “madre naturaleza”. Se dice también “trabajar la tierra, para recoger sus frutos”. Se puede medir tus riquezas en tierras de tu propiedad. Para la cultura sioux, representaba además un ciclo: la tierra nos prestaba una energía, que a la hora de la muerte debíamos de devolver. Es el elemento que le da forma a todo. El elemento más físico, el único que se puede coger con las manos, y el único que se puede notar con todos los sentidos. Un elemento pacífico y estable; lento para los cambios. Tan solo cuando requiere de brutalidad, hace gala de una terrible fuerza implacable. Por último, si el aire representa el habla, la tierra representa la lengua escrita.
  • Las personas de elemento tierra son personas prácticas. Poseen una naturaleza pragmática y estable. Son realistas y eficaces. Aceptan las cosas tal y como son, sin obsesionarse con lo que fue o podría ser. Destacarán en organización y resistencia; en consecución de objetivos y en cuestiones económicas. Valoran más el consejo y la ayuda física que el apoyo moral. Suelen preferir las palabras directas y sinceras, y expresarlas así, sin importar la impresión o las repercusiones que puedan causar a los demás. Son cautos, rígidos, y a veces, dogmáticos. Poseen facilidad y habilidad en la escritura. Cargan bien con las responsabilidades, se siente cómodo con su cuerpo y su forma de ser, y no tienen problema alguno en expresar sus necesidades y su estado. No obstante, pueden llegar a tener problemas con su cabezonería, ya que no digieren bien los cambios. Son de naturaleza escéptica, y no aceptan nada que no hayan visto o sentido.

Fuego/intuición

  • fuegoEs, en opinión de muchos, el elemento más cercano al hombre. Un elemento que se encuentra en situaciones artificiales. Este elemento se puede crear. Pero su creación implica destrucción y sacrificio. Es el elemento del cambio. Un elemento de energía pura. Da luz y calor. Pero cuando se descontrola, destruye todo. Forma el corazón de todo, como el núcleo de la tierra. Es la energía que impulsa el resto. También el sol es representante de este elemento; el sol es necesario para la existencia de la vida en la tierra. Muchos han sido los cultos que han adorado al fuego, en forma de llama, sol, o relámpago. Por último, simboliza conocimiento. Recordamos cómo el titán Prometeo fue castigado por haber llevado el conocimiento del fuego a los mortales; un conocimiento útil, pero peligroso.
  • La personalidad de elemento fuego se basa en su capacidad intuitiva. Son personas de voluntad y energía. Son personas de acción. Y sobre sus acciones, predomina el entusiasmo, la excitación, y el dinamismo. No son personas de quedarse quietas. Se trata de personas impulsivas que prefieren actuar y arrepentirse antes que arrepentirse por no haber actuado. Poseen un carácter riesgófilo que a veces puede llevarles a la autodestrucción. En casos extremos, llegan a la impaciencia y al egocentrismo de manera involuntaria. Valoran en mucho el conocimiento práctico y la habilidad, y admiran a aquellos que la poseen. Tienen un carisma y una personalidad atractiva y brillante, que llega a crear verdadera admiración en muchas de las personas que las rodean. Les interesa el futuro. Suelen tener intuiciones y corazonadas que, en contra de todo pronóstico, suelen ser acertadas. Pero su actitud activa y poco reflexiva puede parecer a ojos de los demás sinónimo de infantilismo. En su evaluación de su entorno, captan solo lo esencial, lo que les lleva a veces a la falta de comprensión de su funcionamiento, y a revelarse contra el mismo. Se siente obstaculizado por normas y limitaciones, e intentará esquivarlas o zafarse de ellas cada vez que le molesten.

Por último, hablamos de cuando los elementos son compatibles…

  • El fuego actúa bien con el aire. Ambos son elementos masculinos de carácter activo. Ambos son dinámicos, de naturaleza curiosa e incontrolable. Sin aire no hay fuego, y es el calor y la energía lo que hace moverse al aire.
  • El agua y la tierra son elementos compatibles. Ambos son elementos femeninos, de carácter pasivo. Poseen en común su facilidad a la hora de expresar su estado, y de ayudar a los demás. El agua, combinada con la tierra, es lo que permite la vida en el mundo.

… y de elementos incompatibles.cuatro elementos II

  • El agua y el aire son incompatibles. El aire no puede comprender el carácter irascible del agua, y el agua, la carencia de sentimentalismo a la hora de actuar del aire.   Las criaturas de agua no respiran en el aire, y las de aire, tampoco pueden dentro del agua.
  • El fuego y la tierra son incompatibles. El fuego no posee la paciencia de la tierra, y la tierra, el dinamismo del fuego. La tierra crea lentamente, con autosacrificio, y el fuego, destruye de manera rápida para sobrevivir.

Entendiendo por compatibles aquella función del consciente que combina mejor con la de nuestro elemento, y por incompatibles, la función que resulta más difícil de usar.

Espero que os haya gustado. Estad atentos a más artículos de psicología, y sentiros libres de comentar. Un saludo,

Mike Wasos

Anuncios

12 pensamientos en “Los cuatro elementos

    • Te lo agradezco, Silvia. Pero no estoy demasiado de acuerdo contigo… A lo mejor es que soy demasiado duro conmigo mismo. Pero cada vez que lo releo, me parece que podría haberlo hecho mejor. Estoy pendiente de volver a investigar, y desarrollar la teoría en un nuevo artículo… Pero requiere un tiempo que no tengo

      Me gusta

    • Hola, Avril. Gracias por tu participación en el blog.

      En el anterior comentario, el de Elisa, respodí algo bastante parecido. Si con “controlar” te refieres a usar las cuatro funciones del consciente, sí, se pueden y se suelen usar las cuatro. Rara vez verás a alguient que actúe sin sentimientos, sin intuición, sin lógica, o sin atender a sus sentidos.

      Si lo que quieres preguntar es si se pueden usar todos los elementos en la misma intensidad, también se puede. Pero eso es más difícil. Las personas tienden a usar más unas funciones del consciente que otras. Es por eso que puedes decir que “perteneces a un elemento”, en función de qué elemento uses más.

      Me gusta

    • Muy buenas, Elisa. En realidad, todos somos los cuatro elementos. O de manera más exacta: según Jung, el consciente de una persona está formado por los cuatro elementos. No hay nadie que no use la lógica, la sensibilidad, la intuición o los sentimientos. Pero si decimos ser de un elemento concreto, quiere decir que usamos más ese elemento de cara a la interacción con el entorno.

      Es decir: yo, que soy tierra, uso sobre todo la sensibilidad (lo puedo sentir con mis cinco sentidos) para analizar y actuar en mi entorno. Pero también usaré la lógica, los sentimientos, y en menor medida, la intuición.

      Pero respondiendo a tu pregunta, el usar por igual todos los elementos no es peligroso, sino todo lo contrario. Demuestra una personalidad equilibrada.

      Me gusta

    • Gracias, James. Por cierto, a lo mejor te puede ayudar este ejemplo personal:
      Yo tengo bastante de elemento tierra y aire. Me identifico más con tierra que con aire, pero en el caso de que no fuera así, solamente tendría que ver en dónde flaqueo. Visto que mi punto flaco es el de la intuición, mi elemento inferior es el fuego. Eso quiere decir que mi elemento superior es tierra.
      Esto no suele ser totalmente efectivo, ya que en la psicología siempre hay una excepción… Pero el truco funcionará en un porcentaje muy elevado.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s