La verdad del amor


Manos entrelazadasAquí os dejo un texto que me conmocionó de Jorge Bucay, un hombre que desprende magia con sus palabras, autor de libros de autoayuda y cuentos.

“Amor” es posiblemente una de las palabras más usadas en los últimos veinte años. A su sombra se han justificado las atrocidades más espantosas y se han explicado las actitudes más solidarias. Los santos, dictadores, bondadosos, asesinos, hechiceros, sacerdotes, eruditos y analfabetos, amantes y desamorados; todos hablan de amor y muchos de ellos ni siquiera saben de lo que están hablando. Definir sentimientos es de todas maneras un gran desafío y un reto imposible de salvar completamente. Sin embargo podemos aproximarnos compartiendo nuestras ideas acerca de ellos.Amor familiar

No escribiré aquí sobre el amor de las novelas románticas, eterno y excluyente, ni sobre el amor de las tragedias griegas, dramático e irresistible, sino sobre el amor de nuestros tiempos, sobre nuestro amor; un amor que no es ningún sentimiento sublime, reservado para unos pocos ni tampoco algo que se siente exclusivamente en un momento de la vida frente a una única persona. Un amor posible y real, que está íntimamente emparentado  con lo que cotidianamente llamamos “querer mucho” a alguien.GetAttachment

Si definimos el querer como “el más puro interés por el bienestar de otra persona” podremos entender que amamos cuando sentimos que nos importa muchísimo el bienestar de otro. El amor “verdadero” es pues, el verdadero interés por lo que le suceda a alguien, sea ese alguien tu hijo, madre, pareja, etc. Estoy diciendo  que si alguien por cercano que sea, no se interesa en lo que te sucede, no pregunta por tus cosas, nunca tiene espacio ni tiempo para escucharte o tenderte una mano, debes asumir que mucho no te quiere aunque te deje regalos y cartitas.

Por el contrario, la persona que se ocupa de ti y le importas, que se alegra con tus logros y te acompaña en tus derrotas y momentos difíciles pero respeta tus tiempos y elecciones, la que siente interés por lo tuyo sin querer poseerte, esa persona posiblemente te quiere aunque te grite que nunca te quiso aunque jure y perjure que no te quiere más.Amigos

Todos los filósofos, pensadores y terapeutas de la historia han creado su definición acerca del amor. De entre ellas quiero dejar la de Josef Zinker( “El proceso creativo”): El amor es el regocijo por la sola existencia de la persona amada; y también, por qué no, la mía: El amor es la sincera decisión de ocuparse en crear un espacio de libertad para la persona amada. Un espacio tan grande y no condicionado como para que ella pueda elegir lo que desee, aun cuando su decisión no me agrade, aun cuando su decisión no me incluya.

AMOR VERDADERO ( JORGE BUCAY)

Asheras

Anuncios

4 pensamientos en “La verdad del amor

  1. Me parece que cada uno habla de una cosa distinta. Aunque el amor en sí, sea igual en todas sus manifestaciones, siempre hay pequeñas excepciones. Quizás ella estaba pensando más en el amor entre una pareja y tú en los lazos familiares. Eso sí, pequeña hadita, has escrito un comentario tan veraz como precioso. Muchas gracias.

    Me gusta

    • El amor es un sentimiento. No puedes darle libertad a los sentimientos de otra persona. Me resulta difícil ver que se quiera a alguien más porque te de espacio…
      Aparte, ¿no se denomina tanto al amor maternal como al amor entre novios con el mismo término? Al pensar en el amor, no tenemos que limitarlo a las relaciones de noviazgo.

      Me gusta

  2. Me gusta esa idea, y la forma en la que está expresada. Aunque aquí deseo hacer de abogado del diablo: ¿no crees que aquí se está hablando del correcto funcionamiento de una relación social?
    Un ejemplo: el amor que le profesa una madre a un hijo es verdadero. Sin embargo, es independiente de la libertad de actuación que le decida dar. Puede que el niño sea más o menos feliz según el espacio que le cedan, pero el cariño de la madre al hijo y del hijo a la madre no creo que dependiese de ello.

    Me gusta

  3. Creo que la última frase es la clave, y el término ‘espacio de libertad’ muy preciso y acertado. El amor está siempre relacionado de una forma u otra con la libertad de las personas, y el equilibrio que debe haber entre éstas. Una falta de libertad podría ocasionar que la persona se sienta agobiada e incómoda y un exceso de ella, causar desinterés con el tiempo. Hay que conseguir ese punto intermedio tan ansiado en todas las cosas, solo así se logra el verdadero equilibrio y se está varios pasos más cerca de la felicidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s